Menú
¿Cada cuántos días bañar al bebé?
HIGIENE

¿Cada cuántos días bañar al bebé?

Los bebés no necesitan ser bañados diariamente, aunque también depende de cada uno, te aconsejamos para que cuidar la piel del bebé al máximo.

Cuando un bebé llega al mundo es la máxima alegría que los padres pueden sentir, pero en ocasiones pueden aparecer dudas a los padres sobre cosas básicas, como por ejemplo, ¿a cada cuánto se puede bañar al bebé? Los bebés son delicados y realmente no saber algunas cosas puede ser incluso peligroso para su salud. En Bekia Padres hoy vamos a hablarte sobre a cada cuánto puedes bañar a tu bebé.

¿Con qué frecuencia debes bañar a tu bebé?

Es muy importante tener en cuenta la frecuencia en la que bañas a tus bebés. A algunos les encanta estar en el agua y se divierten mucho contigo, a otros les relaja... y por el contrario, hay bebés que se estresan demasiado cuando entran en contacto con el agua. Esto no quiere decir que tengas que bañar a tu bebé todos los días o no hacerlo nunca.

Si tu bebé es recién nacido es suficiente con bañarlo dos o tres veces por semana. Piensa que es muy pequeño y apenas se mueve. Esto será más que suficiente para mantenerlo limpio todo el tiempo.

A algunos bebés el baño les relaja, otros se estresanA algunos bebés el baño les relaja, otros se estresan

Además, debes tener en cuenta que si vives en una zona donde el agua es demasiado dura, esto podría hacer que su piel se reseque e incluso que se dañe. En este sentido, recuerda tener siempre a mano una crema hidratante para la piel de los recién nacidos, así podrá tenerla siempre bien hidratada y en buen estado.

Qué hacer entre baños

Entre un día y otro de los baños de tu bebé, es necesario que le limpies la cara con regularidad, que le limpies bien sus genitales, sobre todo después del cambio del pañal. Es importante que te fijes que no tiene suciedad en la piel y si la tiene, deberás limpiarla.

Al principio, cuando bañes a tu bebé, es probable que sientas cierto respeto, es algo normal. En estos casos, busca ayuda para bañarlo y coger confianza. El agua del baño deberá estar tibia y si le bañas con cuidado, ten por seguro que tu bebé se relajará y se sentirá maravillosamente bien.

¿Dónde debes bañar a tu bebé?

Para empezar puede que te resulte más fácil utilizar el fregadero de la cocina o una pequeña bañera de plástico de bebé. La segunda opción es más adecuada, porque en el fregadero de la comida pueden quedar restos orgánicos poco saludables para la higiene de tu bebé.

Aunque no le bañes todos los días, le debemos asear y limpiar la caraAunque no le bañes todos los días, le debemos asear y limpiar la cara

¿Cuándo debes bañar a tu bebé?

Elige un momento del día donde no tengas interrupciones y puedas bañar a tu bebé con calma y con tiempo suficiente para no sentir ni presión ni estrés de ningún tipo. Es mejor hacerlo cuando el bebé está despierto y contento, así relacionará el agua como algo divertido. Evita hacerlo cuando tu bebé tiene sueño o hambre.

Cuando es recién nacido es posible que resulte más práctico hacerlo durante el día, aunque cuando sea más grande quizá puedas hacerlo como una rutina antes de acostarse, así se quedará relajado antes de la cena y de ir a la cama.

Algunos datos de interés

- El agua caliente puede ayudar a relajar a tu bebé y hacerle dormir. Es también una oportunidad para que otros miembros de la familia participen e interactúen con el bebé. La hora del baño puede ser un gran momento para que los hermanos pequeños también se bañen y disfruten todos juntos.

- Si alguien se acerca a la puerta o el teléfono suena y sientes que debe responder, saca a tu bebé del agua y llévalo contigo. Bajo ninguna circunstancia le dejes solo en el agua.

Nunca dejes a tu bebé solo en el baño, ni siquiera por unos pocos segundos. Eso podría ser todo el tiempo que necesita tu bebé para ahogarse en el agua. Incluso si uno de sus hijos mayores es en el baño con él, o si está utilizando un baño especial, el apoyo de baño o el asiento para la bañera debes utilizarlo con tu bebé.

Artículos recomendados

Comentarios