Menú
5 beneficios que muestran la importancia de leer cuentos con los niños
LECTURA

5 beneficios que muestran la importancia de leer cuentos con los niños

Si queremos que nuestros hijos e hijas se interesen por la lectura, es importante e interesante que nos pongamos a leer junto a ellos sus primeros cuentos.

Leer es uno de los hábitos más saludables que puede tener cualquier persona. Normalmente, los adultos son los que más leen y son los que debería introducir a los más pequeños esta afición. Muchas veces, los niños empiezan a leer en el colegio cuando la profesora les enseña los primeros cuentos buscando que se familiaricen con la lectura. Los beneficios de este hábito son muchos, por lo que será importante que no se quede solamente en el centro escolar, sino que en casa los padres accedan a dedicar parte de su tiempo a leer cuentos con sus hijos.

Cuando la afición por la lectura se comparte entre padres e hijos, se crea un ambiente con muchos beneficios para los niños. Cuando leen juntos, pueden comentar la historia, asimilar mejor lo que se lee, además de que el adulto podrá mostrarle al más pequeño aspectos que ha podido pasar por alto. Por ello, ésta debe de ser una práctica recurrente, aparte de por los beneficios, para afianzar la afición de los niños por la lectura.

Cuando leen juntos, pueden comentar la historia y el niño asimilar mejor lo que se leeCuando leen juntos, pueden comentar la historia y el niño asimilar mejor lo que se lee

5 beneficios de leer cuentos con niños

La lectura es uno de los hábitos más saludables que se le puede traspasar a los niños como parte de la educación que reciben tanto en el centro escolar como en su casa. Leer les adentra en un mundo de fantasía que les aporta un gran número de beneficios que merecen ser tenidos en cuenta para invitar a aquellas personas que no ven tan importante trasladas a los niños la pasión por la lectura.

1. Aumenta su creatividad. Cuando los niños leen un cuento se introducen en mundo mágico del que se sienten partícipes. Les gusta involucrarse en la historia y, por lo tanto, si un adulto lee con ellos estos cuentos podrá ayudarle a dotar de realismo la historia. Leer de manera conjunta hará que se pueda hacer una recreación del cuento que favorezca la creatividad del niño a la hora de interpretar lo escrito en éste. Ésta le ayudará a la hora de poder expresarse con mayor fluidez.

2. Educación en valores. Los cuentos suelen tener incluidas enseñanzas que le servirán al niño para poder educarse como persona. La colaboración de un adulto a la hora de leer el cuento le ayudará a poder identificar valores tales como la amistad, la generosidad, la amabilidad, etc. y trasladarnos al día a día. De esta forma, podrá mejorar tanto su comportamiento como las relaciones con otros niños. En la lectura de cuentos, los padres encontrarán un gran aliado para enseñar a sus hijos los valores que forman a las personas.

Si estamos con ellos, la lectura se convierte en una actividad que les gusteSi estamos con ellos, la lectura se convierte en una actividad que les guste

3. Desarrollo lector. Muchos niños se inician a la lectura con estos cuentos, por lo que podrán usarse sus historias como reclamo para mejorar su habilidad para leer. Cuando un niño lee acompañado de un adulto, éste le puede ir corrigiendo los errores que pueda cometer. Además, podrá ir aprendiendo palabras nuevas que no escucha en su día a día. Todo esto ayudará a mejorar su riqueza léxica.

4. Mejora su ortografía. Los cuentos suelen tener palabras de fácil comprensión, pero no implica que los niños puedan fallar a la hora de escribirlas. Gracias a la lectura, los niños pueden fijar cómo se escriben las distintas palabras que hay a lo largo de las páginas. Los adultos pueden utilizarlo para que, cuando un niño tenga alguna falta de ortografía escribiendo, puedan recurrir a los cuentos para tener un referente gráfico de cómo se escribe correctamente.

5. Aumenta su comprensión. A la hora de la lectura, el niño se sumerge en una historia. Para ello, es necesario que entienda la historia y comprenda el mensaje que a través del cuento se quiere transmitir. Para ayudarle a mejorar su compresión, un ejercicio efectivo que pueden hacer los adultos con los niños es preguntarle sobre lo que han leído. Dependiendo de lo que responda se podrá saber si lo ha entendido bien o no. En caso de que no sea así, el adulto puede volver a leer el cuento con el niño para ayudarle a su compresión.

Artículos recomendados

Comentarios