Menú
Aprende a descodificar la caca del bebé
Aprende a descodificar la caca del bebé
BEBÉS

Aprende a descodificar la caca del bebé

Las deposiciones del bebé dependen de su tipo de alimentación o de su estado de salud, te enseñamos a identificar cuándo es normal o cuando no.

Son muchas madres que se obsesionan por lo que aparece en el pañal de su bebé. El pañal es una herramienta eficaz para saber si el bebé está sano o si está habiendo algún problema. Los bebés tienen que hacer pipí y caca todos los días. Por lo menos el pañal se le debe cambiar entre 3 a 5 veces diariamente y en todos los cambios deberá estar el pañal lleno de pipí y encontrarte con varias cacas diarias.

Para aprender a descodificar las cacas de tu bebé necesitarás esta guía práctica que sin duda, te ayudará a relajarte ante las deposiciones de tu bebé. Lo más probable es que tu bebé esté sano y por eso, es muy importante que sepas qué significan las deposiciones. En caso de que tu bebé no esté del todo bien, lo puedas identificar rápidamente para acudir al médico lo antes posible.

Tener un bebé es una experiencia maravillosa y antes de que te des cuenta habrá crecido tanto que los recuerdos de ese precioso bebé estarán en tu mente para hacerte sentir melancolía. Aunque sea bebé, las conversaciones con tu pareja se centrarán sobre todo en vómitos y caca... y saber si ha eructado bien después de comer. Es muy importante que sepas qué te dice el pañal de tu bebé.

La caca amarillenta es propia de bebés que toman el pecho maternoLa caca amarillenta es propia de bebés que toman el pecho materno

La descodificación de la caca

Saber qué te dice la caca de tu bebé puede ser todo un misterio por el color, la textura y la frecuencia ya que esto, puede cambiar día a día. No te pierdas esta guía para que sepas decidir qué es normal y qué no lo es. Recuerda que si hay algo fuera de lo común en tu bebé, tendrás que ir rápidamente al pediatra para saber qué le ocurre exactamente. Nunca te quedes con la duda.

Caca negra y pegajosa

Cuando la caca es negra y pegajosa, estamos hablando del meconio. El meconio es lo que tú bebé defeca en sus primeros días de vida. Es el líquido amniótico que tragó mientras estaba en el vientre materno. Suele ser de un color negro, oscuro y con una consistencia pegajosa. A los días esta caca se convierte en una caca pastosa y amarillenta.

Caca amarillenta (del mismo color que la mostaza)

Si estás amamantando a tu bebé, su caca cambiará a un color amarillento. Incluso puede que parezca que en las heces de tu bebé hay algunas semillas, pero esto es por la textura. Si alimentas a tu bebé con leche de fórmula su caca también será igual, amarillenta y con color de mostaza. Suele ser una caca muy maloliente.

Lo habitual es que tu bebé defeque todos los días, pero hay bebés que pueden estar varios días sin defecar y esto también es normal si come bien y está tranquilo y se le ve bien. Mientras la textura sea suave y parecida a una pasta, entonces es poco probable que tu bebé padezca

Caca verde oscura

Si la caca de tu bebé tiene un color verde oscuro en lugar de amarillo mostaza, suele ocurrir sobre todo en bebés que toman leche de fórmula. Ocurre porque en algunas de estas leches tienen un alto contenido en hierro. Si estás amamantando a tu bebé puede ser porque te estás tomando un suplemento de hierro.

Caca verde brillante

La caca verde brillante puede ocurrir a causa de un desequilibrio entre la leche. Por ejemplo, ocurre cuando el bebé se alimentí del pecho de la madre pero en períodos cortos y puede recibir más leche al principio de cada toma en cada seno materno. Si se alimenta al bebé más tiempo en cada seno, se podrá restablecer el equilibrio ya que la leche final del seno también es importante para la salud del bebé.

Cacas con rayas de color rojo

Las rayas rojas en las heces indican sangre y pueden ser el resultado de un estreñimiento. Suelen ser causador por cortes que ocurren cuando el bebé se esfuerza al apretar al intentar hacer la caca. Si tiene rayas rojas en más de dos pañales, acude a tu pediatra para ver cómo solucionar el problema según el grado de estreñimiento de tu pequeño.

La caca más dura está diciendo que el bebé tiene estreñimientoLa caca más dura está diciendo que el bebé tiene estreñimiento

Caca suelta, acuosa y marrón

Si la caca de tu bebé es suelta, acuosa y marrón, entonces es probable que tenga diarrea y hay que actuar rápido porque un bebé con diarrea se puede deshidratar en cuestión de horas. Si tu bebé tiene diarrea tendrás que acudir al pediatra lo antes posible o acudir al hospital si fuese necesario.

En bebés más grandes tendrás que buscar atención médica si la diarrea dura más de 24 horas. Es importante tener en cuenta que las deposiciones sueltas no es diarrea. La diarrea es cuando hace caca suelta y acuosa poco después de cada toma y probablemente, con dolores y retortijones.

Caca dura

Si la caca de tu bebé es dura entonces sí puede ser una señal de estreñimiento. Si ves que a tu bebé le cuesta hacer caca entonces deberás colocar a tu bebé boca arriba y moverle las piernas como si estuviera pedaleando en una bicicleta para ayudarle a que los movimientos intestinales se muevan mejor.

Acompaña estos movimientos con un suave masaje en la barriga. Haz el masaje alrededor del ombligo en movimientos circulares siguiendo el movimiento de las agujas del reloj para ayudar en su movimiento peristáltico.

Otras señales que no debes pasar por alto

Es posible que haya más colores y texturas en las cacas de los pañales y que también son totalmente normales. Aunque hay algunas señales que no debes pasar por alto y que si ocurren deberás acudir rápidamente al pediatra para valorar el estado de salud de tu bebé. Algunas de estas señales son:

- Un pañal con sangre

- Fiebre

- Vomitos

- No tiene hambre

- Su orina es demasiado oscura

- Su orina tiene un olor desagradable o es demasiado oscura

- No hace pipí (pañal seco)

- Llora y tiene mucha irritabilidad

- Parece letárgico

No reacciona a los estímulos

Recuerda que si en cualquier momento sientes que tu bebé no está normal o ves algún síntoma fuera de lo habitual, deberás acudir a tu médico rápidamente. Los bebés son muy frágiles y se deben cuidar y estar atento a cualquier señal inusual.

Te puede interesar

Comentarios